Remedios caseros para los ganglios inflamados del cuello

Loading...
Remedios caseros para los ganglios inflamados del cuello

El cuerpo tiene muchas maneras de manifestar que algo no va bien. Una de ellas es la inflamación de los ganglios. Habitualmente, es una señal de que en el organismo hay una excesiva acumulación de toxinas o de una infección. No siempre su aparición tiene por qué estar relacionada con un cáncer o tumor, sino que también puede deberse a procesos benignos.

Estas inflamaciones se localizan, sobre todo, en el cuello, axilas o inglés. Hoy en día, existen diferentes tratamientos médicos, aunque también hay soluciones naturales. Desde unCOMO te contamos los remedios caseros para los ganglios inflamados del cuello más efectivos para que soluciones este problema de salud, aunque siempre es conveniente que consultes con el médico.

Echinacea para los ganglios inflamados del cuello

Siempre que se habla de infecciones, bajada de defensas o inflamaciones, hay un remedio natural que es muy efectivo: la echinacea. Esta planta es muy conocida por sus múltiples beneficios en salud, ya que ayuda a estimular y activar el sistema inmunológico y a hacer frente a las infecciones y otras patologías relacionadas con procesos víricos o antiinflamatorios.

Los ganglios inflamados del cuello se tratan con ella por su poder antiinflamatorio. Además, es muy buena para desintoxicar la sangre y acabar con la acumulación de toxinas en el organismo.

Esta planta la puedes encontrar en centros de dietética o herboristerías en diferentes formatos. Uno de los más habituales son las pastillas o cápsulas que la contienen y con las que consigues resultados en poco tiempo.

Espirulina y ganglios en el cuello

Otro de los remedios caseros para los ganglios inflamados del cuello es la espirulina. Esta alga de color verdosa es rica en antioxidantes, vitamina B, Omega-3 y otros nutrientes. En el caso de los ganglios, la espirulina está especialmente indicada por su poder antioxidante y antinflamatorio, ayudándote así a reducir la inflamación. Igualmente, percibirás una mejoría en el estado de salud general.

La espirulina se toma de varias maneras. Una de ellas es como alga directamente. Por ejemplo, combina bien con ensaladas verdes. Sin embargo, hoy en día, la mayoría de las personas opta por suplementos nutricionales, que están compuestos por extractos de estas algas.

Miel para los ganglios inflamados del cuello

Al hablar de salud, hay un producto que nunca falta en la lista de remedios caseros o naturales. Es la miel. Y, en esta ocasión, también es una de las mejores soluciones para tratar los ganglios inflamados del cuello. La clave está en que la miel reduce la inflamación, aparte de aportar suavidad en la garganta. Este producto natural lo puedes tomar de diferentes maneras.

  1. Solo miel: es la forma más sencilla y rápida para tratar los ganglios inflamados del cuello.
  2. Miel con agua caliente: esta es otra opción muy efectiva, puesto que se reduce la inflamación y se revierte la sensibilidad.
  3. Miel con té: el efecto que se consigue con esta combinación es bajar la inflamación del ganglio del cuello por la acción de la miel, mientras que el té lo que hace es actuar como un relajante, cuyo efecto solo se deja sentir de manera local.
  4. Miel con limón: esta mezcla es otra alternativa muy popular con la que se consigue reducir la inflamación, eliminar una posible infección y paliar el dolor de garganta. A veces también se toma con agua caliente para hacer gárgaras en lugar de ingerirlo.

¿El ajo es bueno para los ganglios inflamados del cuello?

El ajo también es utilizado como remedio en la medicina natural, sobre todo, cuando hay que tratar problemas de las vías respiratorias. Sin embargo, las propiedades de este producto tan típico de España van más allá, destacando por su actividad antiinflamatoria y antibacteriana en el organismo. Dos características por las que se convierte en otro remedio importante para bajar la inflamación y reducir el dolor.

Lo mejor es que lo consumas al natural, tomando entre uno y tres dientes al día. Sin embargo, si no te sientes capaz de hacerlo por su fuerte sabor, puedes tomarlo en comprimidos que se venden en herboristerías, entre otros establecimientos.

Caléndula para reducir la inflamación de los ganglios

La lista de remedios caseros para los ganglios inflamados del cuello no puede cerrarse sin hablar de la caléndula y, en concreto, de su flor porque ayuda a aliviar el dolor, aparte de bajar la inflamación y reducir la infección por ser antiinflamatoria y antiviral. Con estas particularidades, haces frente a las principales causas que producen que tus ganglios se hinchen. Para que tu organismo se beneficie de sus propiedades, lo normal es que consumas la caléndula en infusión, que se prepara con los pétalos de su flor.

Con estos remedios caseros para los ganglios inflamados del cuello notarás mejoría, pero siempre desde unCOMO te recomendamos que consultes con un médico antes de tomar o seguir alguno de ellos para que determine la causa que ha provocado la inflamación, pueda descartar un cáncer o enfermedades graves y te indique el tratamiento más indicado a tu problema.

Este artículo es meramente informativo, en unCOMO no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Remedios caseros para los ganglios inflamados del cuello, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades y efectos secundarios.

Загрузка...

Be the first to comment