Impactantes imágenes de las nebulosas de Orión y el Ojo de Dios

Loading...

Las nebulosas son regiones de gas y polvo cósmico que se encuentran en diferentes partes de una galaxia y pueden dar paso a la formación de estrellas. Las constelaciones, a diferencia de las nebulosas, son cúmulos de estrellas que se observan desde la perspectiva de la Tierra.

Loading...

Por otro lado, las galaxias son conjuntos de estrellas, planetas, nubes de gas y polvo, materia oscura y energía que se unen gravitatoriamente con una estructura más o menos definida, generalmente elíptica. Son las galaxias las que contienen a las nebulosas y a las constelaciones.

Las nebulosas de Orión y la nebulosa de la Hélice, más conocida como el Ojo de Dios, se encuentran en la Vía Láctea, nuestra galaxia. Estas nebulosas tienen una naturaleza diferente la una de la otra.

Región de formación estelar en la nebulosa de Orión. Foto: Caption vídeo

Existen tres tipos de nebulosas, las nebulosas de absorción, las nebulosas de reflexión y las nebulosas de emisión. La característica que las define es su cercanía con estrellas que pueden ser muy calientes o de baja temperatura.

Mientras que las nebulosas de absorción no están cerca de ningún tipo de estrellas, no pueden reflejar luz, pero la energía que absorben de los objetos que están detrás de ellas permite su detección.

En contraste, las nebulosas de reflexión reflejan la luz de estrellas cercanas que no son lo suficientemente calientes como para emitir la radiación ultravioleta necesaria para excitar el gas que las compone.

Las nebulosas de Orión y el Ojo de Dios, a diferencia de los dos tipos anteriores, son nebulosas de emisión y se caracterizan porque el gas que las compone brilla como consecuencia de la trasformación que sufren por la intensa radiación ultravioleta de estrellas vecinas calientes.

Hay dos tipos de estas nebulosas de emisión: Las de emisión asociadas a regiones de formación estelar y las nebulosas de emisión asociadas a estrellas moribundas o ya extintas, a estas también se les denomina nebulosas planetarias (aunque no tienen relación directa con los planetas) o restos de supernova.

La nebulosa de Orión es del tipo asociado a la formación estelar y la del Ojo de Dios (también conocida como nebulosa Hélice) es del tipo asociado a estrellas moribundas o extintas.

Loading...
Loading...
Loading...
Loading...

Be the first to comment